Ad

Tag: ACCIDENTE

Asistencia sanitaria pública, derivada de accidentes de tráfico 2017/2020

Publicitada el pasado 28 de diciembre, mediante “Resolución de 20 de diciembre de 2017, de la Subsecretaría, se publica el Convenio entre el Ministerio de Defensa, la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras y el Consorcio de Compensación de Seguros, de asistencia sanitaria pública derivada de accidentes de tráfico, para los ejercicios 2017/2020″, teniendo en cuenta, la reciente obligatoriedad de puesta al servicio de las distintas unidades nuestros Permisos de Conducción, mediante canje de los mismos, parece relevante tener presente, entre otros aspectos:

Que el referido convenio, tiene por Objeto regular “las relaciones entre las partes signatarias para la gestión de la asistencia sanitaria prestada en el ámbito de la sanidad pública, a lesionados por hechos de la circulación, y establece los precios de los servicios de dichas prestaciones, que serán aplicables a las asistencias sanitarias realizadas a partir del 1 de enero de 2017. Todas las facturaciones tendrán un límite máximo de dos años desde la primera asistencia prestada en el sector público, salvo que se produzca la estabilización antes del referido plazo y sean de aplicación los supuestos previstos en el Convenio marco de Asistencia Sanitaria Futura”

Que, las partes, acuerdan expresamente “obligado al pago de forma objetiva de acuerdo con los siguientes supuestos”:

A. Siniestros en que intervenga un único vehículo.

Las Entidades Aseguradoras se obligan al pago de las prestaciones sanitarias que precisen las víctimas del siniestro, incluido el conductor del vehículo, si bien, en este caso, con el límite recogido en las condiciones económicas del Convenio.

En el caso de un vehículo directamente asegurado por el Consorcio de Compensación de Seguros, esta Entidad asumirá los gastos asistenciales devengados por las víctimas, con la excepción del conductor del vehículo.

En el supuesto de inexistencia de Seguro de Responsabilidad Civil o en aquellos otros en que resulte acreditada la intervención en el siniestro de un vehículo robado, los gastos asistenciales de las víctimas del accidente que ocuparan voluntariamente estos vehículos, con excepción del conductor del vehículo, serán por cuenta del Consorcio de Compensación de Seguros, el cual quedará en todo caso exento de la obligación de pago de la asistencia sanitaria prestada cuando pruebe que los ocupantes del vehículo que originan los gastos asistenciales conocían la circunstancia de robo o no aseguramiento del mismo.

B. Siniestros en que participe más de un vehículo.

En estos siniestros se abonarán por cada Entidad Aseguradora las prestaciones sanitarias correspondientes a las víctimas ocupantes del vehículo que aseguren y las del conductor respectivo, excepto cuando se trate de vehículos no asegurados o robados, en los que el Consorcio de Compensación de Seguros no asumirá los gastos del conductor en ningún caso, ni tampoco los de las víctimas que ocuparan voluntariamente estos vehículos siempre que pruebe que conocían la circunstancia de robo o no aseguramiento.

C. Lesiones a terceros no usuarios de los vehículos intervinientes.

Las prestaciones de asistencia sanitaria a terceros no usuarios de los vehículos intervinientes, serán abonadas por la Entidad Aseguradora del vehículo causante material de las lesiones.

Recomendamos a nuestros asociados su lectura y comprensión, en particular, a los que prestan servicios con vehículos de los distintos Ejércitos y la Armada.

El dia 21 se celebra el 75 Aniversario de la creación del empleo de Cabo Primero

75AniversarioEl proximo dia 21 de junio se celebra el 75 Aniversario de la creación del empleo de Cabo Primero, acto que habiamos consensuado en desarrollar conjuntamente con la asociación profesional de Tropa y Marinería ATME, pero que finalmente no celebraremos como acto de protesta por la decisión del Ministerio de Defensa de negarles las indemnizaciones y pensiones a las que tienen derecho los familiares de nuestros compañeros fallecidos en el accidente de la Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares el dia 24 de febrero del año 2011 y que Defensa se niega a tramitar.

Para nosotros dicho dia de celebración hubiese sido incompleto tras faltarnos nuestros compañeros fallecidos en dicho accidente el Cabo E.T. D. Miguel Ángel Díaz Ruiz y el  Cabo 1º I.M. D. Javier Muñoz Gomez asi como su viuda y huerfanos que siguen esperando una explicación y la mas que justa indemnización. Mientras haya uno de nuestros compañeros o sus familias abandonados no podemos hacer celebración alguna.

Honor y Gloria para los fallecidos:

  • Sargento 1º Ejercito de Tierra D. Sergio Valdepeñas Martín Buitrago
  • Sargento 1º Infantería de Marina D. Víctor Manuel Zamora Letelier
  • Sargento Ejercito de Tierra D. Mario Hernández Mateo

 Y nuestro recuerdo para los accidentados y no reincorporados por sus secuelas:

  • Teniente Infanteria de Marina D. Jose Manuel Candon Ballesteros
  • Sargento 1º Infanteria de Marina D. Raul Gonzalez

La norma por la que se creó dicho empleo dice lo siguiente:

” JEFATURA DEL ESTADO

LEY DE 21 DE JUNIO DE 1940 por la que se crea el empleo intermedio de Cabo primero.

Las necesidades que la guerra impone de disponer de un elevadísimo número de clases subalternas, no puede ser satisfecho con los sistemas hasta hoy en vigor, ya que la capacidad económica de la Nación no podría resistir la pesadísima carga que su crecido número representa.

Por otra parte, las remuneraciones que las necesidades de la vida aconsejan asignar a los Suboficiales y clases profesionales, contrastan con las que la categoría de Cabo tiene asignadas, estableciéndose así un notable desnivel con el empleo de Sargento, cuyo número, forzosamente reducido, ocasiona una paralización en el ascenso de los Cabos que alcanzarán el empleo de Sargento en condiciones de edad y desilusión no convenientes.

Todo ello aconseja el dar estado oficial a lo que la necesidad obliga periódicamente, esto es, a crear un empleo intermedio de Cabo primero que, desempeñando las funciones tácticas de Jefe de Pelotón o similares, salve aquellos inconvenientes y sea un estímulo a la justa aspiración de los empleos inferiores del Ejército.

En su virtud,

D I S P O N G O :

Artículo primero.- Las clases de tropa estarán consituídas por los soldados o marineros de segunda, soldados o marineros de primera, Cabos y Cabos primeros.

Artículo segundo.- La mísión táctica de los Cabos primeros es la de Jefe de Pelotón o similar a ella asignada a los Sargentos que se determina en los correspondientes Reglamentos tácticos y de servicio.

Artículo tercero.- Para ascender a Cabo primero se requiere llevar un año, como mínimo, en el empleo de Cabo, hallarse bien conceptuado y seguir con aprovechamiento un curso en las Escuelas Regimentales o Centros de Instrucción.

En el empleo de Cabo primero habrá de permanecerse un año, como mínimo.

Artículo cuarto.- Los Cabos primeros llevarán el mismo uniforme de los Cabos, sin mas diferencia que la de ostentar, en lugar de los tres galones de éstos, uno de panecillo de trece milímetros de ancho, de oro o plata, según el Arma o Cuerpo a que pertenezcan.

Artículo quinto.- Los Cabos primeros devengarán, además de los haberes de la tropa, sesenta pesetas mensuales de ventajas, pudiendo concedérseles hasta tres reenganches por períodos bienales, por cada uno de los cuales percibirán un premio mensual de veinte pesetas.

Artículo sexto.- En la plantilla de los tres Ejércitos se fijará la de esta nueva clase de tropa.

Artículo séptimo.- Por los Ministros de Ejército, Marina y Aire se dictarán las disposiciones pertinentes para el desarrollo de esta Ley.

Así lo dispongo por la presente Ley, dada en El Pardo a veintiuno de junio de mil novecientos cuarenta.”